18 de abril de 2010


Viaje a Bélgica - Día 6


Jueves 8 de abril de 2010


Después de nuestro último desayuno en el albergue, cogimos el metro para ir al centro de Bruselas. Como habíamos pensado, era el momento justo para hacer las últimas compras. Fuimos a la zona del Manneken Pis, donde hay un montón de chocolaterías. Al principio tenía en mente comprar bombones, pero son bastante caros, así que decidí comprar unas tabletas de diferentes chocolates que venden en "Leonidas". Ni que decir tiene que el chocolate estaba buenísimo. Cada tableta costaba 1 €. Así que, con poco dinero quedas bien con tu gente y además no tienen que buscar un sitio para poner el típico regalo hortera como es muy común. Por eso recomiendo, siempre que sea posible, que los regalos de viajes sean gastronómicos. Todos los sitios tienen bebidas o alimentos típicos.

Cuando acabamos de comprar, volvimos al albergue para recoger las maletas y cogimos el coche para ir al aeropuerto de Dusseldorf (Weeze). Salimos con bastante tiempo y nos vino muy bien. En una desviación nos confundimos de salida y estuvimos perdidos por Holanda hasta que entramos a preguntar a una gasolinera (momento en el que me acordé del GPS, jajaja). Más o menos aclaradas nuestras dudas, seguimos nuestro camino.

Paramos a comer en un área de servicio, donde preguntamos de nuevo si íbamos bien encaminados, por si acaso. Estábamos en el buen camino. Después de comer, seguimos la ruta hasta el aeropuerto.

Y se acabó lo bueno, otra vez para casa hasta el próximo viaje.

.................................................................................................................................................................

...::POSTS RELACIONADOS::...

9 comentarios:

Isabel dijo...

Yo también estoy totalmente de acuerdo con hacer regalos gastronomicos. Es lo que la gente más disfruta.

Javier R. Amado dijo...

Dejémonos de "pongos". ¡¡¡Viva el comercio y el bebercio!!! jajaja

J.Ll.Adserà dijo...

Javier, se agradece mucho que del lugar de vacaciones te traigan algo típico para degustar, lo aprovechas mejor y no se te llenan las estanterías de recuerdos.

Javier R. Amado dijo...

¡¡Claro!! Mi hermano hace poco estuvo en Túnez y trajo dátiles. ¡¡Eso se aprovecha!! Cuando fui a Ámsterdam traje quesos holandeses (bueno, también bulbos de tulipanes, pero siguen siendo más prácticos que un objeto cutre), etc, etc...

cincuentones dijo...

Javier, muy buena idea la de traer chocolate de Bélgica, lo importante es acordarse, no lo que cuesta.
Saludos.

Javier R. Amado dijo...

Por supuesto. Lo importante es acordarse, pero de gastarte casi 20 € en una cajita de pralinés pequeña a gastarte 3 € en 3 tabletas de chocolate hay diferencia. Y más cuando viajas de manera económica. Yo doy ideas.

M.C. dijo...

Yo en los viajes suelo traer cosas de comer o beber porque luego la gente lo agradece más q el típico recuerdito q resulta ser un trasto y q nadie sabe dónde colocarlo, jejeje
Por cierto, el sábado estaré en Bruselas. espero que me dé tiempo a ver la ciudad ese día porque el domingo me vuelvo tempranito.
Saludos

Javier R. Amado dijo...

Si es que es lo que más resulta y una vez usado no ocupa espacio, jajaja, todo son ventajas. Espero que lo pases bien por allí M.C.

José Carlos DS dijo...

Buenas,

Al fin he podido leerme el reportaje entero, me ha gustado mucho y he tomado muchos apuntes de cara a un próximo viaje por allí.

Saludos ;)

Mapa de visitas

Mis destinos hasta hoy


Ver Mis destinos hasta hoy en un mapa más grande

En amarillo símbolo aparecen los destinos sobre los que hablo en el blog. Podéis clickar en ellos y aparecerá el enlace que os llevará hasta el post que habla de ese viaje.

En azul símbolo azulse ven los destinos a los que he viajado antes de crear el blog.

En rojo aparecen los destinos previstos para los próximos viajes.